19.9.09

Happy Medium


Durante mi vida he pasado por varias etapas en cuanto a color en mi guardarropa se refiere, del negro y gris en la adolescencia (sin pertenecer a ningún grupo social específico) a una sobredosis cromática en los últimos años.

Siempre fui reservada en cuanto al uso del color, pero una conversación con mi abuela cuando tenía alrededor de 20 años me hizo cambiar, pues creía que mi vestimenta, habitualmente oscura, era un reflejo de mi estado de ánimo, pensaba que estaba triste o deprimida… y para nada!! Fue entonces cuando decidí que mis cajones tendrían nuevos integrantes coloridos y ahí comenzó mi fascinación por el rosa fucsia y el morado… quién lo iba a decir.

Ahora me encuentro en el punto medio: básicos con un toque de color para hacer el outfit más interesante, aunque debo confesar que de repente me desvío y caigo nuevamente en lo monocromático y sin color, pero… el negro siempre te saca de apuros y es realmente elegante y qué decir de los colores nudes (piel), que si los escoges de manera que complementen tu tono de piel son, me parecen, súper sexys.

Mi vestimenta de la semana pasada refleja claramente mi happy medium y mis resbalones sin color, pero la moda es eso jugar, arriesgarse, tropezar y levantarse pero eso sí, siempre con unos fabulosos tacones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario